Grupos de Afinidad

03El grupo de afinidad lo componen un número reducido de personas, las suficientes para ser operativas en las tareas que nos propongamos sacar adelante; el máximo que permita el debate entre los individuos, la relación personal, el cara a cara. En los grupos de afinidad existe un alto grado de consenso, nunca unanimidad. Cuando el consenso es mínimo, mejor es formar otro grupo de afinidad que permita poner en marcha iniciativas diversas, llevar a la práctica cuanto más variedad de ideas mejor. Por ello no es de extrañar que un grupo de afinidad se multiplique y de lugar a otros, que siguiendo el mismo camino ven mejor andarlo de otra manera.

La afinidad de los grupos libertarios es de ideas, de estrategias, pero también, la mayor parte de las veces, de trabajos, de vivencias, de proyectos sociales o culturales comunes. En una revista, en el barrio, en un sector de trabajo, son lugares comunes donde se forman grupos de afinidad, pero no es preciso vivir en la misma casa, compartir trabajo o centro de estudios para pertenecer al mismo grupo de afinidad, en muchos casos, la diversidad de actividades entre los componentes de un grupo posibilita el contraste de experiencias diferentes, buscando lo común.

En el grupo de afinidad, la proximidad, la dimensión humana permite a cada individuo asumir con coherencia y vivir en consonancia con las ideas libertarias. Repartir el trabajo, encontrar el apoyo de los demás, tomar decisiones, no delegar, aportar en función de lo que tenemos, podemos y somos, vivir saludablemente, sin violencias ni coacciones, supone romper con parcelas de poder y dominio y también encontrarnos a nosotros mismos como individuos y seres
sociales, identificarnos con nuestra pertenencia a la comunidad libertaria.

A diferencia de las grandes organizaciones, donde el corporativismo y la incoherencia personal son rasgos más que abundantes entre asociados, afiliados o militantes, en el grupo de afinidad no vale el haz lo que yo te diga, pero no lo que yo haga, ya que dicha forma de proceder sólo puede ejercerse desde el autoritarismo impuesto por la violencia psíquica o física. El grupo de afinidad es como una escuela para sus integrantes donde se aprende a no reproducir comportamientos patriarcales habituales en el trato cotidiano con las mujeres y los niños.

El grupo de afinidad tiene que ser un ejemplo vivo de relaciones entre personas libres, iguales en derechos, diferentes una por una, donde la equidad, la justicia y el apoyo mutuo sean las normas por las que se les conozcan, el ejemplo para extender la comunidad libertaria.

No se describe aquí el comportamiento interno de una secta separada de la sociedad. Los grupos de afinidad han de ser dinamizadores de la lucha social en todos los terrenos, construyendo comunidad en el espacio y el tiempo hasta hacer girar las relaciones sociales de la mayoría. Y para ello es básico el ejemplo de los grupos de afinidad, de la comunidad libertaria en cada localidad, la multiplicación de grupos afines.

El comunismo libertario no es solamente el mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones y soñamos que algún día se hará realidad, es el camino, el movimiento, la revolución social que no tiene fin. Es un mundo nuevo, muchos mundos sacados de nuestros corazones, que construimos día a día caminando juntos en comunidades de individuos libres. El fantasma de la libertad que hace temblar a los poderosos es un fantasma peligroso que se reproduce con el ejemplo.

PGR et al.

03Grupo de Afinidad APOYO MUTUO

 

02Grupo de Afinidad MUERES LIBRES

 

04Grupo de Afinidad SOLIDARIDAD INTERNACIONAL LIBERTARIA